Reducir los costos del automóvil

Sin lugar a dudas, los americanos adoran sus autos. Los Estados Unidos tienen la tasa más alta de automóviles en el mundo, con 779 vehículos por cada 1,000 personas, es decir, más de 2 vehículos por hogar en promedio. Como resultado, los americanos también destinan una gran cantidad de dinero en gastos automotrices. Un estudio publicado en 2011 mostró que aproximadamente 2 horas de trabajo de un americano promedio va directamente al pago de los costos del automóvil, es decir, de su jornada laboral de 8 horas, el pago de ¼ de ese tiempo se destina a su automóvil. Esto hace que, reducir los costos de automóviles sea un buena idea para mejorar sus finanzas.

Los gastos del automóvil también son un gran motivo por el que las personas suelen endeudarse. Además del desempleo, o los costos inesperados de la atención médica, comprar un auto que esté más allá de sus posibilidades es uno de los factores que explican las razones por las cuales las personas se enfrentan a problemas financieros. Si se ha metido en problemas con los costos de automóviles que simplemente son demasiado altos para su presupuesto, llame al .

Consejo nro. 1: Mantenga los pagos de su automóvil asequibles

En primer lugar, para mirar cuando quiera reducir los costos del automóvil es en su automóvil mismo. Tenga en cuenta estos consejos para que le ayuden a reducir los costos del automóvil y asegurarse de conducir uno, que esté dentro de los límites de su presupuesto:

  • Compre dentro de su presupuesto. Con todos los diseños elegantes y el marketing elegante que se ve hoy en día, no es de extrañar que muchas personas gasten más de lo que deberían en sus automóviles. Por lo que, gastar de más en un automóvil que no necesita es una manera muy fácil de endeudarse. Siempre calcule los pagos mensuales de su automóvil antes de comprarlo, para asegurarse de que se encuentran dentro de un rango adecuado para sus finanzas mensuales.
  • Reducir el tamaño cuando sea posible. Si compró más de lo que le correspondía o si sus necesidades de transporte han cambiado, reduzca su tamaño a un automóvil más pequeño y/o más accesible. Las camionetas y SUV, generalmente cuestan más en gasolina, por lo que mantener uno de estos autos cuando no se necesita la capacidad de carga o remolque, es simplemente un desperdicio de dinero. Lo mismo es cierto si tuviera un agente de movilidad para todos los niños, siendo ellos ya adultos para movilizarse fuera de su casa.
  • Refinanciar para un mejor trato. En particular, si ha realizado todos sus pagos a tiempo, y tiene un buen puntaje de crédito, es posible que pueda refinanciar su préstamo para automóvil, de modo de poder obtener una mejor tarifa y un pago mensual reducido. También asegúrese de verificar su reporte de crédito antes de comprar para asegurarse de que errores en su reporte no le estén afectando su calificación crediticia.

Consejo nro. 2: No pagar de más por el seguro

Una encuesta de una importante compañía de seguros automotrices descubrió que 1 de cada 3 conductores desconoce el costo de su seguro. Como puede ver en los comerciales y anuncios de manera constante, podría ahorrar cientos de dólares en costos de seguro de automóvil al adoptar la política correcta. Lo importante es asegurarse de que esté cubierto para lo que necesita y pague solo por eso:

  • Pague lo que necesita. No escatime en la cobertura, ya que esto puede generar grandes gastos si tienes un accidente y no estará cubierto por algo. Sin embargo, tampoco deseará pagar por servicios que no necesita. Por ejemplo, si su automóvil es viejo y no vale mucho en valor de reventa, es posible que no necesite cobertura de colisión porque no obtendrá realmente nada, incluso con la cobertura, en caso de tener un accidente.
  • Actualizando su información de costos. Al igual que su seguro de salud, el seguro de automóvil es algo con lo que debe estar al tanto de manera regular. Busque en línea, hable con amigos y familiares, y compare las tasas con frecuencia, para asegurarse de tener el mejor trato para el servicio que necesita.
  • Reducir el costo con buenos hábitos de manejo. Los buenos conductores gastan menos en seguros. Las tasas de seguro pueden subir hasta un 25% solo por tener multas por exceso de velocidad. Conducir con seguridad también lo hace menos propenso a tener un accidente costoso.

 Consejo nro. 3: Obtenga el máximo provecho de los costos de gasolina

Los precios de la gasolina fluctúan constantemente por varias razones, desde el clima hasta la agitación política. Si bien no puede corregir los precios de la gasolina, puede mejorar sus gastos en su consumo, utilizando los siguientes consejos para ahorrar dinero:

  • Revise sus llantas. Conducir con la cantidad adecuada de aire en sus neumáticos mejora el rendimiento de la gasolina, lo que a su vez reduce los costos de combustible. Verifique la recomendación del fabricante para la presión de los neumáticos de su automóvil específico, en lugar de lo que se indica en el neumático.
  • No desperdicie gasolina mientras conduce. Acelerar su motor y gastar gasolina en RPM (revoluciones por minuto) hasta conducir con un maletero colmado, le puede provocar gastar más combustible del necesario. Por lo que, conducir más despacio, cambiar marchas a RPM más bajas, vaciar el auto y mantener las ventanas cerradas para no hacer resistencia al aire, les proporcionarán un buen ahorro de combustible
  • Abrir ventanas en comparación con A/C. Tanto el aire acondicionado como las ventanas abiertas reducirán el consumo de combustible, pero ir a trabajar empapado en sudor tampoco es una opción. Cuando conduce más rápido, como en la carretera, mantener las ventanas cerradas y usar el aire acondicionado para enfriar, es más rentable. Sin embargo, en la ciudad, conducir a velocidades más bajas suele ser más rentable con las ventanas bajas y el aire acondicionado apagado.
  • No desperdicie gasolina buscando buenos precios para cargar. Las personas que quieren ahorrar, a menudo gastan millas en combustible, ya sea conduciendo para encontrar el mejor precio o fuera de su camino para obtenerlo. Gastar gasolina para obtener el mejor precio en realidad podría estar costándole más.

Consejo nro. 4: Reducir los costos de reparación

Contar con un mantenimiento regular adecuado de su automóvil puede ahorrarle mucho dinero al evitar roturas, mal funcionamiento y problemas innecesarios a medida que su automóvil envejece. Consulte el manual del propietario para encontrar el programa de mantenimiento recomendado para su automóvil y cúmplalo. Mejorará la eficiencia del combustible, reducirá los costos de reparación, hará que el auto dure más tiempo, e incluso obtendrá un mejor valor de reventa cuando decida comprar algo nuevo.

Además, asegúrese de no pagar en exceso las reparaciones o el servicio. Siempre revise el Better Business Bureau para asegurarse de llevar su automóvil a talleres de reparación de confianza y verifique Consumer Reports para ver dónde puede encontrar el mejor valor tanto en la reparación del concesionario como en un taller de reparación independiente.