Préstamos de consolidación

Los préstamos de consolidación de deuda son una opción que puede usar para consolidar varias deudas no garantizadas en un solo pago mensual bajo. En las circunstancias adecuadas, usted pagará menos cada mes, porque paga drásticamente menos intereses, e incluso paga sus deudas más rápido de lo que nunca podría hacer sin la consolidación. Sin embargo, al igual que con cualquier opción de alivio de deuda, un préstamo de consolidación de deudas solo funciona si se encuentra en la posición financiera adecuada para que valga la pena y sea beneficioso.

Si no está seguro si un préstamo de consolidación de deuda es lo adecuado para usted, llámenos al para hablar con un consejero de crédito certificado. Pueden evaluar su presupuesto, revisar su reporte de crédito y brindarle el asesoramiento que necesita para elegir la opción de consolidación de deuda adecuada para su situación financiera única.

Préstamos de consolidación de deuda garantizados vs. no garantizados

Hay dos tipos de préstamos de consolidación de deudas que puede obtener: una consolidación de deudas personales sin garantía y un préstamo de consolidación garantizado. Un préstamo de consolidación garantizado es realmente solo otro nombre para un préstamo con garantía hipotecaria, porque usted coloca su casa como garantía del cumplimiento del préstamo. Aunque en realidad es la opción original para la consolidación de deudas, la mayoría de los expertos advierten sobre los préstamos con garantía hipotecaria, porque se corre el riesgo de perder su casa si no puede hacer los pagos.

Por el contrario, un préstamo de consolidación de deuda personal no está garantizado, lo que significa que si incumple puede arruinar su crédito y pueden enviar su cuenta a una agencia de cobranza o colecciones, pero aún tendrá un techo sobre su cabeza. Esto hace que los préstamos no garantizados de consolidación de deudas sean una opción más práctica para protegerse, suponiendo que califique para un préstamo que proporcione los beneficios financieros correctos.

¿Qué necesito para que un préstamo de consolidación de deuda personal funcione?

Cuando se trata de un préstamo de consolidación de deudas personales, lo fundamental es obtener la tasa de interés correcta. Necesita una tasa de interés significativamente más baja que las tasas que tiene en sus diversas deudas de tarjetas de crédito. Esto tampoco significa simplemente reducir su tasa de interés en unos pocos puntos porcentuales. Idealmente, por lo general, necesita obtener una tasa de interés que se sitúe entre el 10% y el 12% o menos, según su situación financiera.

Por supuesto, dado que el préstamo no está garantizado, las instituciones financieras son mucho más estrictas con los prestatarios, por lo que necesita un buen crédito para calificar. Esto significa que, si los problemas de su deuda le han hecho llegar tarde con los pagos en sus tarjetas de crédito o ha omitido pagos, su calificación crediticia puede no ser lo suficientemente buena como para obtener la tasa de interés que necesita. En este caso, es posible que desee considerar otras opciones, como un programa de administración o manejo de deudas.

¿Cuáles son los riesgos?

Si obtiene una tasa de interés demasiado alta en un préstamo de consolidación de deuda, corre el riesgo de empeorar sus problemas con su deuda de tarjetas de crédito. Si la tasa de interés no es lo suficientemente baja, un préstamo de consolidación de deuda puede mantenerlo en deuda por más tiempo. También terminará pagando más en intereses sobre su deuda, porque el interés tendrá más tiempo para acumularse.

Además, asegúrese de saber lo que está obteniendo con un préstamo de consolidación de deudas. Algunos préstamos incluyen tarifas y cargos por servicios, e incluso costos de comisiones que pueden impulsar el precio real de su préstamo. Algunas compañías también aplican cargos de seguro de crédito a su préstamo. Todos estos costos adicionales (a menudo ocultos) significan que su préstamo de consolidación de deudas en realidad puede costarle mucho más de lo que esperaba.